Drama Ollantay de Anónimo

TRASCENDENCIA DEL “OLLANTAY”

Esta obra a suscitado gran interés y curiosidad, es por ello que ha sido traducida a varios idiomas (inglés, francés, alemán, castellano).

Por su calidad trasciende a la literatura universal y también juega un papel importante en la historia. Túpac Amaru, hizo que durante su rebelión, sea representado el drama en Tinta, con el propósito de que la obra exacerbara el orgullo de la raza indígena y estimulara su coraje. Esto motivó que sea prohibido y posteriormente olvidado.

INTRODUCCION AL OLLANTAY

Constituye famosa obra teatral de la dramática quechua Inca. Y sin duda es, a la vez, el antecedente de mayor mérito y fama que tiene el teatro peruano actual.

 “Ollantay” es un drama de autor anónimo. Recién se tuvo noticia de su existencia en 1837, en un periódico que se editaba en el Cusco.

 En un principio se atribuyó la obra a un sacerdote que prestaba servicios en Sicuani.

 El Padre Antonio Valdez, quien había traducido y versificado en octosílabos la versión original. Después han aparecido varios manuscritos del drama, traducidos por Gabino Pacheco Zegarra, José Sebastián Barranca y otros. Sobre las excelentes versiones de José María Argüedas, en estos últimos años César Miró y Sebastián Salazar Bondy, han hecho una hermosa adaptación de la obra original.

Resumen de Ollantay

La acción de la obra, que abarca un espacio no menor de once años, empieza sencillamente. Ollantay interroga a su paje Piki chaki si le fue dado ver en su palacio a Cusi Coyllur.

El paje, atemorizado, desea que el Sol no permita semejante osadía, y pregunta a su vez a su interlocutor si no teme interesarse por la hija del Inca.

 Con la pregunta salta la pasión en el otro, que no concibe obstáculo capaz de interponerse entre la infanta y él. Está cegado por el amor y cree que no existe ya otra mujer en el mundo.

Aparece la figura oportuna del amauta Willka Uma. Ollantay no simpatiza con él, porque sabe que es hechicero y que se complace en vaticinar adversidades. No se equivoca. Además el viejo ha descubierto el drama de su amor y le exhorta al renunciamiento a fin de no ensombrecer la vida del monarca.

El amante lo comprende, pero su mal es irreparable. Sabe la magnitud de su pecado, pues no corre en sus venas sangre de incas; pero, la suma de sus fuerzas, en lugar de alejarle, arrástrale cada vez con mayor violencia a los pies de la princesa, porque también ella le ama. En un lenguaje de poesía pura pide la muerte, porque el amor anudó ya su lazo infrangible entre ellos:

Grande es el lazo de mi conflicto „

Y está anudado para ahorcarme

Trenzado fue con hilos de oro.  

De esta manera el pecado

de la ambición nos da la muerte.

Un cambio de escena nos conduce a la morada de la reina Anawarki a quien hallamos empeñada en fortalecer el espíritu atribulado de la hija infeliz. Esta desahoga el dolor que le produce la ausencia del amado, aun sin presentir siquiera la tragedia que no tardará en caer sobre su vida.

 El diálogo es interrumpido por la presencia inesperada del Inca, quien trae un vaso desbordante de ternura para la infanta. El soberano, en este momento, deja de ser el temido semidiós que desmorona montañas y aniquila pueblos con un solo movimiento de su brazo, para convertirse en un corazón que se baña en la dulzura del hogar. Cusi Coyllur no ha podido ocultar del todo las lágrimas que iba derramando en el regazo materno y, cuando su padre se da cuenta de ello, salva su conflicto bellamente.

También llora rocío la estrella

Cuando el sol está asomando,

Y el rocío convertido en agua,

Inundará a la estrella enamorada.

Aquí interviene un coro de jóvenes que entran danzando al son de una música peculiar. El coro canta dos canciones, las cuales, por el recurso del símbolo, anticipan el destino que aguarda a la pasión imposible de los amantes. Impulsado por la fuerza de su pasión, Ollanta comparece ante el Inca y solicita en matrimonio a la infanta.

Pero el Estado y la religión no permiten que la sangre del jatunruna se mezcle con la solar del Cusco y la petición queda de plano rechazada. Ollanta es un guerrero altivo, no se resigna a su fracaso y levanta en armas a todo su pueblo, fortificándose en lo inaccesible de sus montañas.

Erige allí su palacio y le ciñen el llautú imperial proclamándole soberano de Antisuyo. Pachacútec destaca al general Rumi ñahui contra el rebelde, pero el aguerrido ejército del imperio queda destrozado en el camino por las bien organizadas huestes de Orqo Waranqa, general y amigo de Ollanta.

En un convento (ajllawasi) del Cusco vive Ima Sumac, niña de diez años, sufriendo una orfandad rodeada de cierto misterio. Es un ser inconforme, no quiere admitir el perpetuo encierro que el destino le depara y una noche, al vagar por el huerto, ha escuchado lamentos lastimeros de alguna persona encerrada en algún sitio. La víctima clamaba al Sol y su acento era angustioso.

Mientras tanto, Pachacútec ha muerto y le sucede Túpac Yupanqui. Este necesita pacificar el imperio y a Rumi ñahui le conmina: “Levanta tu nombre o abandona la provincia que gobiernas” y le autoriza buscar por cuenta propia el camino de la venganza y por tanto el sometimiento de Ollanta. A base de audacia y de astucia, presentándose vestido de harapos y con la cara herida y ensangrentada, Rumi ñahui, consigue ser admitido en la fortaleza del rebelde.

En el convento del Cusco, Ima Sumac oye cada noche los angustiosos lamentos y tras una insistencia de muchos días obtiene que Pitu Salla le confíe el secreto y la conduzca a la cueva oculta en que alguien vivía prisionera. Allí encuentran un cuerpo inerte de mujer. La impresión de Ima Sumac es profunda delante de aquella vida que parece muy cerca de su fin.

La cautiva resulta ser Cusi Coyllur, encerrada allí por orden de su padre, y la niña no es otra que la hija de la pasión (entre Cusi Coyllur y Ollantay)que determinó su desventura. En la fiesta del gran Solsticio (Inti Raymi) que en la fortaleza de Ollanta se celebraba con extraordinaria pompa Rumi ñahui ejecuta su plan,durante la orgía de la tercera noche abre las puertas de la fortaleza e irrumpen las legiones del Cusco, capturando sin resistencia al desprevenido caudillo y a sus principales jefes.

El general victorioso se presenta ante el Inca, seguido de reos encadenados y pide la muerte para ellos. El monarca quiere oír el dictamen de Willka Uma, que se inclina por el perdón. Entonces Túpac Yupanqui perdona a todos, a Ollanta le asigna el cargo de lugarteniente suyo y a Urqu Waranqa, vencedor que fue de Rumi ñahui, le coloca a la cabeza de Antisuyo. Finalmente y merced a una bien forjada intervención de Ima Sumac, el Inca otorga la mano de Cusi Coyllur a Ollantay

DATOS DE LA OBRA LITERARIA OLLANTAY

TESIS SOBRE EL ORIGEN DE “OLLANTAY”

Al respecto existen tres teorías:

El verso predominante es el octosílabo (8)

La Incaica: que sostiene que la obra es incaica

La Colonialista: que sostiene el origen español del drama

La Intermedia: que afirma que los personajes y hechos son propios del incanato; pero, las formas del lenguaje sus divisiones en actos son de origen español.

GÉNERO: dramático (teatro)

ESPECIE: drama         

ESTRUCTURA OE LA 0BRA: escrita en quechua Y en verso .Dividida en tres actos.

LENGUAJE Y ESTILO: En ollantay hay belleza y energía en el lenguaje, los personajes bien caracterizados .

ESTILO: Es Clásico (equilibrio entre el fondo y la forma)

TEMAS.

  • Los amores de ollantay. Valeroso general de los ejércitos imperiales de origen plebleyo, y del Cusi Coyllur, bella hija del Inca Pachacutec.
  • La clases sociales

PERSONAJES PRINCIPALES DE LA OBRA OLLANTAY

  • Pachacutec (Pachacútec, Sapa Inca)
  • Ollantay (Ollantay, general del Antisuyu)
  • Cusi Couyllur (Estrella Alegre, hija del Inca Pachakutec, amada de Ollantay)
  • Rumi Ñahui (Ojo de Piedra, general del Hanansuyu)
  • Tupac Yupanqui (Túpac Yupanqui, Auqui o príncipe real, hijo de Pachakutiq y Sapa Inca tras la muerte de su padre)

Los personajes tienen caracteres bien definidos:

  • Pachacútec encarna al Inca, ora magnánimo hasta la ternura, ora cruel hasta la vesania.
  • Ollántay es tierno, apasionado, orgulloso y valiente;
  • Cusi Coyllur, pese a aparecer al final de la obra, representa la hija dócil y la amante apasionada; Rumi Ñahui expresa el servilismo cortesano y la rampante astucia. (Antenor Samaniego)

PERSONAJES SECUNDARIOS DE LA OBRA OLLANTAY

  • Chasqui (Mensajero)
  • Coya o Anahuarqui (Reina madre, esposa de Pachacutec)
  • Hanqu Wallu (Olla Blanda, un noble anciano, nombrado general tras la autocoronación de ollantay como Inca de los Antis, o pobladores del Antisuyo)
  • Ima Sumac (Bella Niña, hija de Cusi Coyllur y Ollantay)
  • Mama Qaqa (Madre Roca, gobernanta del Acllahuasi o casa de las escogidas)
  • Piki Chaki (Pata Pulga, criado de Ollantay, se caracteriza por darle humor al drama)
  • Pitu Salla (Cortesana, tutora de Ima Sumac)
  • Urqu Waranqa (Mil Montañas, general de ollantay, su segundo al mando del ejército del Antisuyo)
  • Willka Uma (Gran Brujo o Sumo Sacerdote)
  • Runas (Indios)
  • Llapankuna (Coro de Yaravíes)

Escribe Un Comentario