Poema "La Tierra del Sol" de José Santos Chocano

Cuarenta mil esclavos abrieron el camino de Cuzco a Cajamarca, por donde el Inca va; su padre, el Sol, le alumbra; y el regio peregrino devora millas, leguas... y siempre más allá.

I

Cojín le dió una alpaca, cual áureo vellocino; escala hizole el brazo de quechua y aimará; detuvo el anda; y ágil y firme en su destino, saltó sobre los hombros en que apoyado está.

I I I

Tejiendo muelles danzas las indias van delante; detrás van los soldados de aspecto fulgurante; el Inca envuelto en oro, simula una visión.

IV

Y sobre aquel camino, que el sol aviva en llamas cómo lo hiciese una boa de fúlgidas escamas, se va desenroscando la lenta procesión.

También debe Leer  Cuento la Abeja Haragana de Horacio Quiroga

TheMATSI

Amante de los animales , la Naturaleza y los libros de Aventura.

Deja una respuesta

Calificacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir