Literatura Maya y los libros que se Escribieron

LITERATURA MAYA

La producción literaria de esta cultura es riquísima, sobre todo en lo que respecta a la prosa. Sus obras son un importante documento para el conocimiento de la historia y la mitología de los pueblos aborígenes de América Central.

Cuentan los cronistas y conquistadores, entre ellos Hernán Cortés, que los españoles a su llegada encontraron numerosos libros: “Los habitantes de Nueva España tenían libros en que escribían cosas de su idolatría”. Escribían, principalmente, en hojas de maguey, pieles de animales y corteza de árboles. Los libros eran considerados objetos sagrados; por ello, sólo los sacerdotes y los nobles conocían la escritura.

En su mayor parte, estos textos fueron destruidos durante la Conquista, pero su contenido fue conservado por la tradición oral durante largo tiempo. Luego, mayas bilingües los tradujeron y escribieron en el alfabeto latino. De estas obras, sin duda, la más importante es El Popol Vuh, que es considerada como la Biblia maya.

También pertenece a la literatura Maya el drama Rabinal Achí (El barón de Achí, al que acompañaba una danza y que todavía seguía representándose después de la Conquista. Fue asimismo transcrito por un misionero español.

Entre las narraciones más o menos literarias escritas por indios quichés cabe citar la Historia quiché (1580) de Juan de Torres y la traducción al castellano del Título de 105 señores Totonicapan (1554), mientras que las memorias del pueblo cakchiquel fueron recopiladas a principios del s. XVII por varios indios en los manuscritos que se conocen actualmente bajo el nombre de Memorial de Sololá, o también el de Anales de los cakchiqueles.

Los Libros de Chilam Balam, que generalmente se conocen bajo el nombre de la localidad donde se redactaron, son esencialmente unas crónicas en forma de anales, relacionadas todas ellas con la historia del Yucatán.

Su nombre indica que fueron compiladas por sacerdotes o adivinos y cada uno de los libros da una versión a veces diferente dé los mismos acontecimientos, si bien, en su conjunto, los diversos relatos se ajustan entre sí de forma bastante satisfactoria.

Tales crónicas, referidas sólo al período llamado del Nuevo Imperio, están redactadas en un estilo extremadamente sucinto

EL ÚLTIMO DE LOS HABITANTES DEL PUEBLO QUICHE

Hacia 1850- que conoció por vía oral, fue Bartolo Sis, oriundo de San Pablo de Rabinal, en Guatemala, quien vio representar además al Rabinal Achí. La obra en sí, se desarrolla en Cakyujkaconic-Tepecanic, ruinas sempiternas y cerca a Rabinal. Dividida en cuatro escenas. La primera como la tercera se presenta en el frente de la fortaleza, y la segunda como la cuarta, en interior de ella.

En la primera escena se ve amenazando Rabinal por el varón de los Quichés-durante 260 noches ataca la fortaleza-.Destruye pueblos, rapta a Hobtoh (jefe Cinco-lluvias). Hasta que Rabinal logra capturarlo a lazo y lo ata a un árbol.

El varón de los Quichés es orgulloso, y decide convencer a Rabinal con sobornos de oro y plata. En la segunda escena, aparece el jefe Cinco Lluvias ricamente vestido con plumas de quetzal, rodeado de nobles y guerreros. Rabinal, lo relata la captura del varón de los Quichés jefe Cinco Lluvias y su esposa, le ofrece la libertad a condición de que se humille. Rabinal se siente ofendido, pero se disculpan.

En la tercera escena. Aparece Rabinal, quien a costa de arrepentimiento, el varón de los Quiches, quien es desatado, pero antes además, debe rendirle pleitesía. Pero lo traiciona amenazado por el varón de los Quichés, pero se le decreta su eliminación y muerte, y ante pide alimentos y comida antes de morir. Pide pelear con un guerrero y los 260 días para despedirse de los valles y montañas.

Luego de ocurrido esto, en un discurso de despedida, ordena a los guerreros que lo maten. Águilas y jaguares lo sacrificaron abriéndole el pecho con los mazos. Finaliza con la orquesta de un coro general que da patetismo al drama

Escribe Un Comentario