Cuento Los Pescadores de Vigas de Horacio Quiroga

cuento los pescadores de vigas

 LOS PESCADORES DE VIGAS

Míster Hall está en su negocio “Yerba Company”, lugar donde se vale de su Fonógrafo( reproductor de discos) para hacer negocio con Candiyú quien llegó montado su caballo, este se dedica a Pescar vigas que son traídos por la corriente del rio en el “Puerto Felicidad”.

Míster Hall nota el interés de Candiyú por el Fonógrafo, le ofrece a cambio de palos aserrados, de “palo rosa”. Candiyú le dice que es un palo que casi nunca baja por la corriente del rio, salvo por crecientes grandes ahí descienden vigas escapadas de los obrejos.

No era un mal negocio para Míster Hall, cambiar un Fonógrafo por varias docenas de bellas tablas, por su parte el pescador de vigas, entregaría algunos días de habitual trabajo. Se acordó el trato con un plazo determinado.

Más arriba del “Puerto Felicdad”, está el obraje de “Castelhum y Compañía”, que está siendo afectado por las fuertes lluvias, ha tenido perdida de las ruedas de las Alzaprimas  y ahora en el campamento tienen más de siete mil vigas, valorizadas en treinta y cinco mil pesos.

Castelhum luego de observar el arroyo del Ñacanguazú, ordena al encargado Míster Fernández, reforzar la maroma en la barra que está en el barranco, y ahí colocar la madera en fila.

Los peones colocan la madera en fila, de una orilla a otra en la barra del arroyo. Durante cincuenta y dos horas, el monte tronó de agua, el arroyo paso a rugiente avalancha de agua roja. Los peones despeñaban las vigas por la barranca, cada esfuerzo arrancaba un unísono grito de ánimo.

Las vigas caían como un cañonazo en el agua, la barrera del Ñacanguazú, contuvo los primeros palos hasta que cedió.

Candiyú cuando vio descender la madera, por las corrientes de las aguas, pero todos eran cedros, hasta que vio una que no era cedro, se lanzó con dirección a su objetivo, en su paso se topó con mulas muertas, vacas, cabras, un hombre con la garganta abierta, todas siendo arrastradas por las corrientes de las aguas.

Hasta que llegó a su presa, un machetazo le confirmo que era “un palo rosa” y recostándose sobre el palo, derivo con ella, no era fácil poder controlarlo, pero sus treinta años de piratería en rio bajo o alto y deseando además ser dueño de un Fonógrafo. Pudo controlarlo.

Un Mes más tarde Mister Hall, obtuvo sus tres docenas de tablas, y Candiyú el fónografo más veinte discos.

Y si alguna vez Castelhum llega a San Ignacio y visita a Míster Hall, admirará los muebles hechos de palo rosa.

DATOS DEL CUENTO “Los Pescadores de Vigas”

Autor: Horacio Quiroga Forteza.

Nacionalidad: Uruguayo

GÉNERO LITERARIO: Narrativo.

ESPECIE LITERARIA: Cuento.

PERSONAJES DEL CUENTO “Los Pescadores de Vigas”.

  • Mister Hall. Contador, ciudadano inglés, que hace uso de su fonógrafo para conseguir madera de Palo Rosa para su juego de comedor.
  • Candiyú. Vive desde hace treinta años en la costa del Paraná, sus últimos días pasa sentado en su catre de varas con el sombrero puesto. Pero antes Candiyú era otra cosa, tenía el oficio honorable el cuidado de un bananal. Y el de pescar vigas en el rio en épocas de creciente.
  • Castelhum. Tenía su obraje. Era el gerente de “Castelhum y Compañía”.
  • Míster Fernández: Encargado de la obra en “Castelhum y Compañía”.
  • Capataces
  • Peones

El arroyo del Ñacanguazú, en su barranca se almacenan las vigas de “Castelhum y Compañía”.

Vocabulario:

Fonógrafo:  fue el primer dispositivo más común para grabar y reproducir sonidos desde la década de 1870 hasta la década de 1880. El fonógrafo fue inventado por Thomas Edison. En sus formas posteriores, también se llama un gramófono (como una marca registrada desde 1887, como un nombre genérico en el Reino Unido desde 1910), o, desde la década de 1940, un reproductor de discos.

Alzaprimas: servían para llevar la madera, eran de dos llantas grandes. Casi siempre el alzaprima era tirado por yuntas de bueyes. Dependiendo del peso de la carga, se podían colocar hasta tres yuntas (pares) unidos por medio de cadenas que alineaban los yugos de cual se ajustaba el buey con las canga. En este caso de la obra las mulas eran las que estaban atadas.

Obraje: Fábrica o taller, especialmente los de la América colonial española dedicados, sobre todo, a la producción textil con mano de obra indígena

Maroma: Cuerda gruesa hecha de fibras vegetales como el cáñamo o el esparto, o artificiales

TheMATSI

Amante de los animales , la Naturaleza y los libros de Aventura.

Deja una respuesta

Calificacion*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir