Cuento Infantil, La Niña de los Fósforos de Christian Andersen

La niña de los fósforos es un cuento que nos hace reflexionar, sobre circunstancias que pasan las personas necesitadas, encuentra un resumen, personajes, genero. y otros datos

Índice

    Resumen

    Era nochebuena, en medio del frio y de la oscuridad, una niña camina descalzo, las zapatillas que había llevado puesto eran de su madre y le eran muy grandes, los perdió cuando se apresuró a atravesar la calle para que no la pisasen los carruajes.

    La niña llevaba en el dental una docena de cajas de fósforos y tenía en la mano una de ellas como muestra, no había vendido y por consiguiente no había ganado ni un céntimo. Era nochebuena, el olor de los asados se percibía por todas partes. El frio se apoderaba de ella, se acurrucó en un rincón entre dos casas, no se atrevía volver a casa por no haber vendido, su madrastra lo maltrataría, y además en su casa, hacía también mucho frio.

    Sus manecitas estaban casi yertas de frio, encendió una cerillita de la caja y lo encendió, la rodeó con su mano, creía estar la niña sentada en una gran chimenea, ardía el fuego allí de un modo hermoso. Pero cuando extendió sus piececillos para calentarlos, la llama se apagó.

    Le quedaba en la mano un pedacito de cerilla, que una vez encendida brilló como la primera. Ahí donde la luz cayó se hizo tan transparente como una gasa, la niña creyó ver una habitación en la que la mesa estaba cubierta por un blanco mantel. Y sobre el cual un pavo asado. ¡oh que felicidad!

    También debe Leer  Cuento Infantil, Las Habichuelas Mágicas de Christian Andersen

    De pronto tuvo la ilusión de que el pavo saltaba de su plato sobre el pavimento con el tenedor y el cuchillo clavados en la pechuga. Y la segunda cerrilla se apagó. Luego encendió un nuevo fósforo, creyó estar sentada en un magnifico nacimiento, mucho más grande y hermoso que podía haber visto en casa de los ricos. Mil luces ardían en lo arbolillos, los pastores parecían moverse y sonreír a la niña.

    Intento acariciar con sus manos, pero el fósforo se apagó, todas las luces del nacimiento se elevaron, entonces comprendió que eran las estrella, y una de ellas paso trazando una línea de fuego, recordó a las palabras de su abuelita: “alguien ha muerto”. Porque cuando su abuelita estuvo viva, le dijo cuando caen las estrellas es porque un alma ha subido al trono de Dios.

    La niña frotó otro fósforo. Y creyó ver en medio de una gran luz a su abuelita: con un aspecto sublime y radiante, la niña le rogo que le lleve con ella, cuando se apague el fósforo. Por que como todos desaparecían, seguro que esa visión viva de su abuela desaparecía y ella no quería perder esa ilusión, frotó otro fosforo, seguido de otros más, entonces su abuela cogió a la niña bajo su brazo. Y se elevaron hasta el trono de Dios, donde no había tristeza, No hacía frio. No sentían hambre.

    Al día siguiente la niña estaba muerta, y junto a ella las cajas de cerillas, de los cuales uno había ardido por completo, ha querido calentarse dijo alguien. Pero nadie supo las cosas que ella había visto. Ni en medio de que resplandor había entrado con su abuela en el reino de los cielos.

    También debe Leer  Cuento Infantil, El Caracol y el Rosal de Christian Andersen

    Datos del cuento “La niña de los Fósforos”

    Autor: Hans Christian Andersen.

    Nacionalidad: Canadá.

    Género Literario: Narrativo:

    Especie Literaria: Cuento

    Escenario: la plazoleta de la ciudad.

    Punto de vista del Narrador: Escrito en Tercera Persona.

    Tiempo: el cuento está escrito en tiempo Pasado.

    Personajes:

    • La niña: es muy pobre, vendes fósforos. De cabello rubio,
    • La Madrastra una mujer maltratadora.
    • La Abuela de la niña.

    TheMATSI

    Amante de los animales , la Naturaleza y los libros de Aventura.

    Deja una respuesta

    Calificacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir