Argumento de Apología de Sócrates

Poco tiempo después de la muerte de Sócrates, Fedón, quien había estado presente en la muerte de Sócrates, va a Atenas a invitación de su amigo Echécrates, quien no habiendo podido concurrir como era su deseo, anhelaba saber todas las cir­cunstancias de la muerte de su maestro Sócrates.

El diálogo entre los amigos da a Fedón la oca­sión de referir la conversación de Sócrates con to­dos los que asistieron al maestro en la ceremonia mortal: Gritón, Fedón, Apolodoro, Cebes, Simias. Xantipa (esposa de Sócrates) y el servidor de los Once que tuvo el penoso deber de entregar la mor­tal cicuta que el filósofo bebió con ejemplar valor.

 Conversaron largamente y con entusiasmo sobre la inmortalidad del alma, la existencia de otros mun­dos paralelos, la necesaria calidad humana para te­ner un mejor destino en la otra vida y las recom­pensas y castigos que nos esperan en la otra vida.

Si bien este diálogo es más bien un monologo, ya que Echécrates, sólo interrumpe dos veces las meditaciones de Fedón y lo hace exhaltado por los sentimientos, en la narración de Fedón se alter­nan muchas veces intervenciones de Simias y Cebes que enriquecen el discurso y dan oportunidad a Sócrates a explayarse en temas que le son muy caros y a demostrar la eficacia de la mayéutica como método didáctico va dar a conocer su idea del mundo después de la muerte

La conmovedora narración de los últimos mo­mentos de Sócrates, con abundancia de detalles y descripciones hace este libro muy importante para quienes desean conocerla vida del filósofo más importante que ha dado la humanidad Fedón merecía dar el nombre a este dialogo por la importancia del papel que hubo de desempeñar en él, en la exposición de las ideas ven el recuerdo tan fiel y de tan conmovedora simplicidad referente a todo lo que oyera y viera en la prisión el último día del maestro

Escriba un Comentario

Calificacion*