cuento un visitante – Mario Vargas LLosa

UN VISITANTE

MARIO VARGAS LLOSA

Resumen del cuento un visitante de Mario Vargas llosa: a orillas de un arenal, hay un tambo, a sus espaldas del tambo la tierra es dura y áspera, a menos de un kilómetro se elevan unas majestuosas montañas que llegan hasta las nubes, a la izquierda ya muy lejos del tambo está el bosque; matorrales, plantas salvajes, y un cerro que a partir de ahí se extiende la verdadera selva, al llegar a la cumbre del cerro puedes contemplar la selva salvaje, Doña Merceditas lo sabe, una vez trepo el cerro y contemplo desde allí, con ojos asombrados, los manchones de nubes llegaban a sus pies, pero eso fue hace años, ahora doña Merceditas  está en su tambo, descansando sobre dos costales, al costado su cabra amarrada, escarba la arena con el hocico. En el horizonte a unos cincuenta metros se aproxima un hombre, la mujer lo ve y se lleva la mano en la frente y queda inmóvil, el hombre llega, Buenas tardes señora Merceditas, le dice con voz sarcástica, la mujer ha palidecido, que quieres murmura la mujer, me reconoce verdad, si usted es tan amable,  me podría dar algo de comer y beber. Ahí adentro hay cerveza y fruta, conoces el camino dice la mujer, no me gusta comer solo responde el hombre, añadiendo que le acompañe.

Entran los dos al tambo, la mujer le sirve una botella de cerveza y luego el hombre cambia de parecer, le exige que ella se beba la cerveza y él toma del mostrador un jarro de leche y se lo bebe. Luego le exige que se beba otra botella de cerveza y él se devora dos plátanos y una naranja, el hombre le exige beber otra cerveza, en nombre de Numa, y la mujer se ha bebido cuatro cervezas y está mareada, y dice Esto que estás haciendo Jamaiquino te va a pesar. Numa te va a matar. El hombre se dirige a la cabra le quita la soga, y con ella ata a la mujer de los pies y las manos , lo carga y lo deposita sobre el  mostrador.

En eso el relinchar de unos caballos hace salir al jamaiquino de manera enfurecida, ve al Teniente y le dice estar loco, manda que escondan esos caballos, el Teniente molesto acata la orden mandando al Sargento Lituma que lleve los caballos, y le dice al Jamaiquino más vale que llegue, los policías se esconden detrás de unas rocas, y el jamaiquino regresa, Doña Merceditas ya de pie, le tilda de traidor, ya se va haciendo de noche, venga  por acá quiero que Duma le vea sentada en la puerta, lo levanta y lo deja en la arena, si lo pasa algo a Numa te vas a arrepentir toda tu vida dice la mujer Jamaiquino responde, la luz de la lámpara le resplandece en el rostro, la mujer más calmada le interroga porque hace esto, el usted no sabe lo que es estar en la cárcel, uno se aburre y pasa hambre, el Jamaiquino le tapa la boca con un trapo para que no grite cuando venga Numa.

El Jamaiquino esta con las manos sobre el mostrador, no está solo, saca un silbato, la mujer se mueve intentando librarse de la venda, un ruido en las ramas, algo se acerca, los ha visto pregunta el jamaiquino, lleva el silbato a la boca, unos segundos después ve una sombra con dirección a la mujer, y luego una mano que se aproxima a quitar el trapo de la boca, al instante que el salta sobre Numa, y el sonido del silbato puebla la noche, y se pierde entre las injurias, los dos hombre han caído sobre la mujer, al instante que el Teniente ha actuado, toma de los pelos a Numa y con la otra mano el revolver apunta la sien, y cuatro guardias con fusiles lo rodean, ordena al sargento Lituma atarlo los pies con la soga y manos con la esposa, el Jamaiquino dice corran al bosque a los otros, deben estar ahí, se van a escapar, yo he venido por éste dice el Teniente, y desata a la mujer.

Yo ya cumplí con mi parte, estoy libre dice el Jamaiquino, si estas libre, puedes hacer lo que quieres dice el Teniente y lo deja y se va con el prisionero, no me deje aquí dice le Jamaiquino con voz temblorosa, usted está oyendo esos ruidos en el bosque, vámonos ordena el teniente llegaremos a Piura al amanecer, y él jamaiquino se queda gritando, ¡no me deje!, la mujer ríe a carcajadas, luego cesa para gritar ¡Numa! Te llevare frutas los domingos, y vuelve a reír, en el bosquecillo se oye rumor de ramas y hojas secas que se quiebran. Esto ha sido el resumen del cuento un visitante

un visitante

DATOS DE LA OBRA UN VISITANTE

AUTOR: Mario Vargas Llosa

NACIONALIDAD: Perú

GENERO LITERARIA: Narrativo

ESPECIE LITERARIA: Cuento.

LOCALIZACIÓN DE LA OBRA UN VISITANTE: el cuento  un visitante pertenece al libro de cuentos “los jefes”. pero desde 1980 esta colección de cuentos se publica juntos con una novela corta “LOS CACHORROS” .(LOS JEFES LOS CACHORROS)

PUNTO DE VISTA DEL NARRADOR: el cuento un visitante está narrado en tercera persona

PERSONAJES DEL CUENTO UN VISITANTE

  • Doña Merceditas: vivía en el tambo, es gorda, entrada en años, de piel tersa
  • El jamaiquino Es alto, Escuálido, muy moreno, tiene el cabello crespo y los ojos muy burlones, lleva puesto una camisa descolorida, un pantalón de bayeta, arremangado hasta la rodilla, sus piernas parecen dos tarugos negros
  • Numa: es capturado
  • Teniente: Es pequeño y rechoncho, lleva botas de montar
  • Sargento lituma: oculta los caballos
  • Guardias

VOCABULARIO ECONTRADO EN EL CUENTO UN VISITANTE

Rechoncho: persona, animal, cosa Que es grueso y de poca altura.

si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *