CUENTO EL JEFE DE JULIO RAMON RIBEYRO

EL JEFE

JULIO RAMON RIBEYRO
Resumen el jefe de julio ramón Ribeyro es el siguiente: EL Director  de la casa ferrolux S.A, organiza una fiesta, en el cuarto piso de un edificio situado en el centro de lima. Donde todos sus empleados habían sido invitados; con motivos de inaugurar un nuevo club social. Los empleados decidieron venir directo de la oficina, empezaron a llegar a las 7pm, otros decidieron ir a su casa “ponerse a tono”, dentro de los cuales estaba el contador Eusebio Zapatero.

Todos en la Fiesta, se veía en la pared la foto del fundador de la empresa, y otros escritos como por ejemplo “piense, luego responda”  o “No calcule, verifique”.

Eusebio zapatero se tomó un  vaso de ron con hielo y limón, para perder el temor; observando como algunos de sus compañeros estaban tiesos, delante de tantos jefes que brindaban. Otros se rascaban la frente, dentro del cual él estaba. No era como estar en la oficina, con ese ambiente de compañerismo. Eusebio quien se pasaba merodeando alrededor de su jefe, el apoderado Felipe Bueno, tratando de integrar los grupos donde aquel se encontraba, pero nunca se atrevió a dirigirle la palabra.

Terminada la fiesta a las diez, y en el último grupo que bajaban por el ascensor, estaba Eusebio y su jefe, el apoderado Felipe Bueno, quien les invito a continuar con la jarana en el bar del hotel Ambassadeur, el grupo camino unas cuadras por las calles invernales de lima. Llegado al bar el apoderado Felipe bueno pidió Whisky para todos. La tensión se había relajado, el jefe contaba chistes, ya los empleados no le decían “señor apoderado” sino “oiga usted”. Algunos empleados se retiraron por temor a no perder el ómnibus y otros por no querer pagar una rueda de licor. Eusebio Quiso pedir un aumento pero  sintió temor ante los empleados que quedaban aún. Y sintió cólera contra los empleados por no dejarlo gozar de la exclusividad del  jefe. Pero los empleados se fueron y así quedaron solo el jefe y Eusebio. Dado que era más de media noche, salieron del bar, pero al ver el reloj el jefe, dijo es una tontería no es la una, bebamos un coñac; y entraron al bar “Negro-Negro”. El jefe comenzó a enamorar a una mujer, rompió una copa, insulto al mozo. Eusebio sintió que era el momento de pedir un aumento.

Y dijo señor apoderado, nada de apoderado dígame Felipe bueno reprocho el jefe, Señor Felipe Bueno, en estos quince años que llevo trabajando en la oficina. No me hables de oficina señor Zapatero, estamos celebrando. Y así pasaron hasta las tres de la mañana tomando, y entrado en confianza. Que Eusebio le llamaba Pim, porque su jefe le conto que su mujer lo llama así, y él le dijo Bito porque sus amigo lo llaman así.

A la mañana siguiente Eusebio zapata llegó diez minutos tarde, y pregunto por el Señor Felipe, la secretaria se sorprendió, y abrió la puerta del jefe, sin que este lo hiciera venir, entrando vio al jefe leyendo la correspondencia de la mañana  y le dijo “PIM”.  Mas el jefe volteando con una expresión Fría y anónima dijo. Buenos días señor Eusebio Zapatero. Y continuó leyendo. Esto ha sido el resumen del cuento el jefe.

EL  JEFE


DATOS DEL CUENTO EL JEFE

(Escrito en Lima en 1958)

TITULO DE LA OBRA: “El Jefe”.

AUTOR: Julio Ramón Ribeyro

NACIONALIDAD: Peruano.

ESCUELA LITERARIA A LA QUE PERTENECE EL AUTOR: El escritor Julio Ramón Ribeyro pertenece a la escuela literaria. Realismo/generación del 50

ÉPOCA: Contemporánea.

GÉNERO LITERARIO: Narrativo

ESPECIE LITERARIA: Cuento

LOCALIZACIÓN DEL TEXTO: “El Jefe” pertenece al libro de cuentos “ La Palabra del Mudo”.

PERSONAJES DEL CUENTO EL JEFE

Eusebio Zapatero.  Contador

El Apoderado Felipe Bueno. Jefe de Eusebio zapatero.

Empleados.

Jefes de diferentes oficinas.

Gerente: quién bailo la última pieza de la noche, con una mecanógrafa.

VOCABULARIO ENCONTRADO EN EL CUENTO EL JEFE:

Achispó.

Fisura:

si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook11Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *