Cuento La flor del tiempo de Carlota Carvallo

 

LA FLOR DEL TIEMPO

CARLOTA CARVALLO DE NÚÑEZ

Este era una familia que  tenía siete hijos, a duras penas podían mantener. Muchas veces no había ni un pedazo de pan, Vivian lejos del pueblo, en una choza perdida entre las montañas. Cierto día llego hasta ella un viajero que les pidió posada. No tenemos nada que ofrecerte, le dijeron, mas el viajero respondió, solo necesito una estaca donde pueda atar mi caballo, y un rincón abrigado donde pueda pasar la noche. Está pobre gente se extraño de aquel señor, quisiera hospedarse en su mísera vivienda, pero este insistió alegando que el pueblo estaba muy lejos, Entonces le improvisaron un lecho y allí se retiro a descansar.

 

A la mañana siguiente el forastero le entrego unas monedas de plata diciendo, vayan al pueblo a comprar provisiones para el desayuno, lo que sobre es para usted. Ellos se quedaron asombrados de tanta generosidad, el marido sin esperar mas tiempo se fue al pueblo y regreso sin aliento con un saco de provisiones. Coman todos dijo el viajero quiero que haya alegría en esta casa.

 

Antes de irse pregunto, por que no le dan a su hijo mayor para que le sirva de acompañante? Lo llevare a la ciudad y ahí lo educare, mas tarde volveré para que le vean convertido en un hombre de provecho. Los esposos le dieron el mayor de sus hijos, y este después de abrazar a sus padres hermanos partió con el desconocido. Paso el tiempo y no volvieron ha saber mas de el. Un día llego otro forastero pidió alojamiento como el anterior y les dio provisiones, y les ofreció llevarse a su otro hijo para acompañante, mas los padre se negaron al principio pero tanto era  su pobreza que terminaron accediendo. Otros forasteros llegaron  después y se llevaron uno tras otro, hasta que se quedaron con el más pequeño.

 

Un día llego otro forastero y le pidió que le diesen al niño de ayudante, los padres se reusaron y dijeron este es es el único hijo que nos queda. Mas el muchacho llevándolos aparte les dijo. No soy ningún tonto déjenme ir, buscare a mis hermanos y regresaremos.  Entonces los padres accedieron. El viajero tomando al niño caminaron un día de camino, hasta que llegaron hasta una inmensa montaña. Donde el viajero pronuncio unas palabras y quedo al descubierto un túnel. Pasar por en medio llegando hasta las orillas de un mar, un mar sin olas, unos ancianos de edad incalculable, tenían las barbas bastantes grandes. Donde no existía noche, el sol estaba en un único lugar, Él viajero le dijo atiende a mis huéspedes,  y no le dirijas las palabras por que te puede ir mal.

 

De pronto un anciano que estaba cerca  del muchacho, dejo escapar un quejido, olvidándose de la recomendación del señor, el  muchacho le pregunto si podía ayudarlo en algo .Quien eres tú, que has venido en este horrible lugar exclamo el anciano. Él muchacho le narro la historia, y el anciano se percato de que era su hermano menor y le empezaron a caer las lágrimas. Y le dijo huye de aquí lo mas rápido posible, no me iré sin ustedes dijo el muchacho. Y le pregunto si hay alguna forma que se vuelvan jóvenes otra vez. Él anciano respondió si lo hay, busca la entrada del túnel y caminando a través del túnel, llegaras a un jardín coge la flor del tiempo y con eso frota nuestros ojos y todo será como antes.

 

El muchacho se fue, y encontró el túnel entre escombros de piedras, camino hasta llegar al final, hallándose con una niña y en medio de troncos secos, pregunto a la niña por la flor del tiempo y ella lo mostro, pero le dijo que no se frotara con la flor los ojos por que le puede pasar algo, mas el muchacho era curioso y se los froto el ojo izquierdo. Y todos aparecieron  nuevamente es su hogar. Sus hermanos mayores jugaban a su lado, él sabía lo que iba a pasar.

 

Llego el primer forastero y se llevo a su hermano mayor, el quiso advertirles pero como no pronunciaba bien las palabras, nadie le hizo caso. Así fueron llevándose a sus hermanos unos tras otros, hasta que quedo el sexto. Y el dijo a su madre no le dejes ir, se convertirá en un horrible viejo, pero ella mirándole cariñosamente no le hizo caso.

¿Para que me sirve la flor del tiempo? pensó él muchacho, sino puedo advertir a nadie lo que lo va a ocurrir.

LA FLOR DEL TIEMPO.

AUTORA: Carlota Carvallo de Núñez (1909-1980)

NACIONALIDAD: Peruana

GENERO LITERARIO: Narrativo

ESPECIE LITERARIA: Cuento

TEMA PRINCIPAL: De nada sirve conocer el sufrimiento de una persona si no se lo va apoyar, de poco sirve saber que una persona es pobre y no brindarle apoyo.

 

CARLOTA CARVALLO DE NÚÑEZ

(Lima, 26 de junio de 1909 – 29 de marzo de 1980), es mejor conocida como Cota Carvallo o Carlota Carvallo de Núñez por su esposo Estuardo Núñez; escritor, crítico literario e historiador.

Nació en Lima el 26 de junio de 1909. Fue hija de don Armando Carvallo Argüelles, peruano de ascendencia portuguesa y doña Eugenia Wallstein Muller, de nacionalidad húngara. Reside en Huacho, hasta los diecisiete años de edad. En esta ciudad costera ubicada doscientos kilómetros al norte de Lima, recibe sus primeras lecciones de música y algo de pintura, que cultivó el resto de su vida. Huacho, por entonces era una apacible aldea que divisaba el mar por el Oeste y a las campiñas de Hualmay, Santamaría, Huaura y un poco más adentro El Ingenio y Sayán, por el Este. En las playas de Carquín y Végueta, pescadores artesanales tendían redes que platinaban en las noches, repletos de peces de diversa especie:

 

A los 17 años de edad, el año 1926 se establece en Lima con su familia. Se matricula en la Escuela Nacional de Bellas Artes, donde se gradúa como pintora con los mayores honores el año 1932. Fue alumna de los maestros Daniel Hernández y José Sabogal. Como pintora ocupó un alto sitial en el ejercicio de la plástica, siendo galardonada el año 1952 con el Gran Premio Nacional “Ignacio Merino”. El distinguido muralista y Director de la Escuela de Bellas Artes de Lima Juan Manuel Ugarte Elespuru, describe de esta manera a Carlota Carvallo: “Fue Cota, un espíritu singular. Su extraordinaria personalidad hacía gala de una fantasía tan rica de contenido artístico y plena de humanidad, tan sugerente en su cuasi febril capacidad imaginativa, que bordeaba en lo premonitorio…”

 

El 27 de diciembre de 1934, a los 25 años de edad, contrajo matrimonio con el escritor Estuardo Núñez. Fueron testigos del matrimonio el pintor José Sabogal y el educador José Antonio Encinas. Tiene siete hijos (cinco varones y dos mujeres) nuevo motivo de inspiración de su obra literaria: poesía, cuento y teatro, todo con destinatario a la niñez que tanto amó y a quienes orientó todo su potencial creativo. En esta época el niño todavía era concebido como un adulto pequeño, la psicología infantil hacía pinitos, el derecho de menores era una utopía y la literatura infantil, consecuentemente, estaba relacionada a la didáctica, más que con la literatura. De allí que las obras de Carlota Carvallo, Francisco Izquierdo Ríos, Abraham Arias Larreta, Catalina Recabarren, entre otros, se consideraban obras menores, géneros menores.

Falleció mientras dormía luego de una intervención quirúrgica, a los 70 años.

OBRAS.

PINTURA

  • Retrato de Martha Dogni (1930)
  • Mujer sobre Malecón (1931)
  • Autorretrato (1932)
  • Los paniches (1932)
  • Desnudo (1933)
  • Desnudo andino (1933)
  • Paisaje de Arequipa (1935)
  • Niño indio (1938)
  • Retrato (1943)
  • Iglesia de San Juan (1947)
  • Iglesia de ermita de Barranco (1949)
  • La mujer de los tres tigres (1949)
  • Mi hijo Hernando (1950)
  • Mujer y felino (1954)
  • Bodegón (1956)
  • Bodegón (1957)
  • Los columpios (1959)

 

POESÍA

  • Los ruiseñores nocturnos
  • Cuando sea grande
  • La cuculí
  • La niña y el mar
  • El pájaro y la estrella
  • El cielo es azul
  • Ocho palomitas
  • La lluvia
  • Ahí viene el viejo
  • Niñita serrana
  • Estoy cuidando al sol
  • Florecita blanca
  • Michirrita
  • Los burros tienen zapatos
  • El guanaco y la vicuña
  • Manolín
  • Me llamo Cándido

 

 

CANCIONES

  • La flor de la Cantuta
  • El negro Pancho
  • La noche de San Juan
  • Las vocales
  • El trencito colorado
  • Barabán
  • La gallinita
  • Una niña linda

 

CUENTOS

  • Rutsí, el Pequeño Alucinado (1947)
  • La soledad de Timoteo (1956)
  • El pájaro niño y otros cuentos (1958)
  • El arbolito y otros cuentos (1962)
  • El encuentro (s/f)
  • El tío Francisco (s/f)
  • Cuentos Fantásticos (1969)
  • Cuentos de Navidad (1970)
  • El Amaru y otros cuentos del Perú (1976)
  • La flor del tiempo (1979)
  • La niña del espejo y otros cuentos (1990)
  • Oshta y el duende, y otras historias (1999)

 

LIBROS

  • El papel de la Literatura Infantil
  • Un recuerdo del pintor Enrique Camino
  • Piezas de teatro escolar

 

TEATRO

  • La tacita de plata (1944)
  • El niño de cristal (1948)
  • Oshta y el duende (1955)
  • El valiente Oshta (1955)
  • Extraña visita (1959)
  • Florisel (1959)
  • El monigote de papel (1967)
  • Talismán (1979)
si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 comentarios

  • Kike Ilave Maqueira

    Hola hace muchos años gane un concurso de cuentos en primaria en el año 86. Acabo de encontrar Cuentos Fantasticos que me dieron de premio. En ese momento me parecieron increibles los personajes fuera de este mundo. Podre encontrar aun a la autora?

    Un abrazo. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *