Cuento El Collar del Curaca de Humberto del Aguila

EL COLLAR DEL CURACA

HUMBERTO DEL AGUILA ARRIAGA

Resumen El cuento el collar del curaca es el siguiente: En la selva, bajo el sol de enero, está lleno de exuberancia de vida, los guacamayos, los caimanes, los jaguares hacían sus respectivas actividades. También a los hombres, nos invadía el hálito creador de la naturaleza.

Una tarde el curaca Tupán, me enseñaba su ciencia aprendida de la naturaleza, como curar las mordeduras de víboras, como se reseca una cabeza humana, no tenía interés como antes, el curaca hablaba, yo estaba distraído viendo volar una mariposa.

Sumac vino hacia donde estábamos, trayendo los anzuelos, las farpas y la cesta de gusanos, vamos a pescar me dijo, ella era una de las doce esposas del curaca, con el permiso del curaca nos fuimos al lago a pescar, llevando conmigo una escopeta. Llegamos al lago de aguas cristalinas, donde se podía ver los peces, pescamos tucunares y acarahuazús, luego fuimos a recoger aguajes, pero había que pasar una zanja, donde un palo servía de puente, ella quiso pasar corriendo pero resbaló, cayendo sobre el pasto, yo salte sobre la hierba, para ayudarlo a levantarse, pero ella me jalo, y caí yo también, fue un instante que nuestros labios se juntaron en un beso. Un crujir de ramas en el bosque, me levante de un salto, con la carabina en mano pronto a disparar, soy yo dijo el Curaca Tupán, aturdido le conté lo sucedido, con voz baja dijo ya eres un hombre.

Un día sentados alrededor de la fogata, junto a otros viejos guerreros, Tupán llevaba puesto el collar del curacavarios collares hechos de dientes de sus enemigos que el venció en las guerras. Tocando un collar de dientes menudos, dirigiéndose a mí, me dijo, es el peor enemigo que he vencido, y era débil como la flor de la cañabrava. Empezó a relatarnos una historia.

Cuando era joven conocí a Cori, era la más hermosa doncella de la tribu, nos enamoramos, cuando partí a la guerra a pelear con los aguarunas, ella pinto mi cara, a mi regreso luego de vencer a nuestros enemigos, le traje pieles de puma, y ella curo mis heridas.

En la fiesta del sol, ungieron a las doncellas con resinas olorosas, y a los jóvenes nos dieron beber masato, a la media noche ante la señal que daban, las doncellas salían corriendo al bosque, el joven que tome a la doncella del cabello, será su esposa. Yo sabía en qué dirección correría Cori, cuando se dio la señal, Salí corriendo pero como Cori era hermosa, muchos lo deseaban y uno de ellos era Shora, quien me adelanto y estuvo a punto de tomarla a cori, pero ella lo esquivó y corrió hacia mí, quedando entre Shora y yo, y al mismo tiempo ambos pusimos las manos sobre la cabeza de la doncella. Se desato una pelea entre Shora y yo, termine por matarlo con mis dientes prendidos en su garganta.

Vivía feliz con Cori, un día en el bosque salve un cauchero extraviado, era un Blanco como tú, en vez de matarlo, lo lleve a casa y cure sus heridas. Un día en que estaba de Guardia en la tribu, tenía ganas de ver y abrazar a Cori, dejando el campamento en un ataque sorpresa, corrí a mi tambo ¿y sabes lo que vi? ¿Te lo imaginas?. Era eso. Cori y el Extranjero blanco, en ese momento los Aguarunas nos atacaron y los nuestros comenzaron a huir, yo cogí mi macana y a cada golpe comencé a rajar cabezas, hasta que me abrí camino y llegue al Curaca de los Aguarunas, y lo cogí por las piernas y lo lancé sobre mi cabeza estrellándolo contra un árbol. Los aguarunas huyeron ante este suceso. El extranjero había muerto peleando contra los aguarunas.

Y Cori, pregunto Sumac. Dos días después siguió contando el curaca Tupán, llevé a corí por el bosque hasta un nido de tangaranas al pie de su árbol favorito, até a Corí con ramas de monte y lo llevé junto al árbol, en vano fueron sus intentos de defensa, lo dejé ahí, ante sus gritos desesperados. Regresé al día siguiente, y encontré un esqueleto, recogí sus cabellos sueltos y quité sus dientes a la calavera, los horadé y los ensarté a la cuerda que había hecho con sus cabellos. Y calló el curaca, un temblor de espanto sacudió a los más bravos guerreros, Sumac disimuladamente, a espaldas del Curaca Tupán, cogió una de mis manos y las estrechó con fuerza, y al mismo tiempo me sonreía y yo pensé ¡Que dientes más hermosos para un collar!

 

DATOS DEL CUENTO EL COLLAR DEL CURACA

AUTOR: Humberto Del Aguila Arriaga

NACIONALIDAD: Peruano

GENERO LITERARIO: Narrativo.

ESPECIE LITERARIA: Cuento

PERSONAJES DEL CUENTO EL COLLAR DEL CURACA

  • Tupán: ojos Pequeños
  • El narrador que cuenta la historia
  • Sumac: una de las doce esposas del Curaca Tupán, la más hermosa y joven, y la preferida del curaca a ella nada le negaba.
  • Los guerreros de la tribu

PUNTO DE VISTA DEL NARRADOR: El cuento el collar del curaca está narrado en primera persona

VOCABULARIO ENCONTRADO EN EL CUENTO EL COLLAR DEL CURACA

  • Curaca: Señor de los pueblos, jefe de los pueblos o Ayllus
  • Macana: Garrote grueso de madera dura y pesada.
  • Tangarana: Es esa hormiguita que arranca pedacitos invisibles de la piel con sus mandíbulas envenenadas de un líquido que quema más que una brasa
  • resinas
si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *